Mostrando 1–12 de 20 resultados

Los Plafones LED están de moda

Los plafones LED están de moda como elemento de iluminación y decorativo de primer orden. Gracias a la tecnología LED que utilizan el ahorro de energía eléctrica es muy alto. Esta es uno de los grandes motivos de su éxito en cualquier casa, oficina o empresa.

Un elemento de iluminación a tener en cuenta si estas pensando en renovar tu casa y utilizar plafones LED modernos en salones o habitaciones. Los plafones LED techo ofrecen una gran calidad de luz homogénea en cocinas y baños.

¿Qué son los plafones LED?

Los plafones LED son lámparas que por lo general se instalan en el techo, de escayola o dobles techos. Su uso es recomendable en todo tipo de salas y habitaciones de cualquier hogar o en zonas de oficinas. Principalmente porque ofrecen una luz muy efectiva y homogénea al instalarse en el techo sin ofrecer sombras ya que el haz de luz sale limpio y sin obstáculos como ocurre con otro tipo de lámparas.

Al utilizar la tecnología LED su consumo energético es muy reducido en comparación con bombillas incandescentes tradicionales e incluso tubos fluorescentes o lámparas halógenas.

Se puede conseguir hasta un 90% de ahorro de la luz en comparación con otros tipos de iluminación.

Gracias a la gran variedad de plafones LED de techo siempre puedes encontrar el que más se adapte a tu espacio y decoración.

Compra un plafón LED al mejor precio

Si estas pensando en instalar plafones led superficie en tu hogar en techos o doble techos puedes encontrar el que más te guste en HolaLed.

Encontrarás modelos de todo tipo de plafones led incluidos plafones LED cuadrados o plafones LED rectangulares al mejor precio en todo momento.

La relación calidad precio de todos nuestros modelos de plafón LED es insuperable y permitirán actualizar la iluminación y decoración de tu casa ahorrando dinero mes a mes.

Plafón LED al mejor precio para exterior

Disponemos de modelos de plafón LED con gran grado IP de protección ideales para utilizar en exteriores como por ejemplo en zonas de piscina, porches cubiertos o zonas de chil out.

Tipos de plafones LED

Existe una gran variedad de plafones LED de techo. Podemos establecer distintas clasificaciones de plafones LED por su forma: cuadrados o rectangulares, por la intensidad de su luz o por el tipo de luz que ofrecen: cálida, fría y suave o luz diurna.

Los tipos de plafones más demandados son aquellos plafones LED más modernos y que añaden distintas opciones de iluminación extra como son:

Plafones LED regulables

Este tipo de plafones LED permiten regular la intensidad de la luz en cualquier momento para adaptarlo al ambiente o a la situación.

Puede instalarse un plafón regulable en una estancia para utilizarlo de día con baja intensidad y aumentarlo por la noche, por ejemplo.

Plafones LED con sensor de movimiento

Los plafones LED con sensor de movimiento son uno de los avances en iluminación más interesantes y versátiles. No sólo son un tipo de plafón muy moderno, sino que ofrecen una serie de ventajas.

Optimización de la energía, comodidad del usuario, etc. Son solo algunas de ellas. Además, la tecnología LED que ofrece un encendido inmediato sin retardos y sin guiños de ningún tipo combina a la perfección son un sensor de movimiento ofreciendo una respuesta rápida ante cualquier presencia.

Plafones LED inteligentes

Otro de los modelos más avanzados de plafones LED y mas solicitados últimamente son los plafones LED inteligentes.

Se trata de plafones con tecnología LED que disponen de una conexión a internet mediante WIFI. De esta manera puede ser controlada a distancia o integrarse dentro de un sistema domótico en cualquier casa u oficina.

¿Cuánto duran los plafones LED?

Los plafones LED tienen una larga duración y una vida útil mayor que cualquier otro tipo de lámpara halógena o bombillas incandescentes tradicionales.

Un plafón LED, al igual que cualquier otro tipo de iluminación que incorpora la tecnología LED tiene una vida útil media de 15.000 horas de encendido. Una gran diferencia frente a las 2.000 horas de una lámpara halógena.

En definitiva, un plafón LED dura 8 veces más que una lámpara halógena y hasta 50 veces más que una bombilla incandescente antigua.

Esto es gracias a su menor consumo energético, al aprovechamiento de la electricidad y a que no se calienta ninguna de las partes del plafón. Esto unido a la calidad de sus materiales la convierten en el tipo de iluminación más duradera.

¿Dónde instalar plafones LED?

Los plafones LED pueden instalarse en cualquier espacio de la casa o la oficina. Los plafones LED cocina y los plafones en baño son algunos de las opciones más utilizadas.

La gran variedad de formas, tamaños e iluminación de los plafones LED actuales los convierten en una buena opción para la iluminación de salones, salas de estar, pasillos, habitaciones o recibidores.

Y gracias a los modelos adaptados para soportar condiciones climatológicas adversas como frío, lluvia o hielo se pueden instalar plafones LED en exteriores sin ningún problema.

Pero existen modelos de plafones LED perfectos para instalar en zonas de oficina, atención al público o almacenamiento y stock en empresas, este es el caso de los plafones LED con detector de movimiento o plafones LED inteligentes. De esta manera se facilita las tareas de los trabajadores y permite iluminación en zonas exigentes que necesitan una luz optimizada sólo en los momentos que se necesite.

¿Cuántos plafones LED por metro cuadrado?

A la hora de instalar tu iluminación led en el hogar hay que tener en cuenta no sólo la superficie de la estancia, también el tipo de habitación y el uso que se le va a dar.

Para conseguir una iluminación uniforme con plafones LED hay que tomar como referencia unos 4W de potencia por metro cuadrado.

También puede servirte como referencia los lúmenes adecuados para cada tipo de estancia:

  • De 1.000 a 2.000 lúmenes es la iluminación adecuada para habitaciones o salas pequeñas donde se busca una iluminación más recogida.
  • De 3.000 a 4.000 lúmenes en zonas como la cocina, el salón y estancias más grandes.
  • De 6.000 a 8.000 lúmenes para los entornos y dependencias con mayor necesidad lumínica como puede ser un baño o despachos, así como zonas de oficina o trabajos en la empresa.